Huesca, una provincia desconocida culturalmente donde cada vez es más importante el turismo rural destacando el espectacular entorno natural a los pies de los Pirineos. En esta ruta por la tierra del norte de Aragón visitamos famosas localidades como Jaca, Loarre o Alquézar mientras disfrutamos encima de la moto V-Strom por todo el recorrido por las carreteras aragonesas.

Salimos con nuestra vstrom desde el hotel rural Los Chicos de Lastanosa situado en Lastanosa. Este antiguo edificio está rodeado de campos donde reina la tranquilidad y conserva sus elementos originales para hacer más cálida tu estancia. En el exterior, un amplio jardín garantiza al máximo el relax y el descanso gracias a sus cómodas habitaciones con terraza y salida al jardín.

Ponemos rumbo por la A-131 a nuestra primera parada, Huésca. Descubrimos la riqueza monumental de Huésca, desconocida para muchos. Dejamos aparcada nuestra V-Strom para pasear por el casco antiguo de la ciudad y visitar los monumentos más destacados como la Catedral-Museo diocesano, la Iglesia y Claustro de San Pedro el Viejo o la Basílica de San Lorenzo.

Seguimos la marcha con una parada obligatoria a 30 km, Loarre. Nada más llegar a una de las localidades de la comarca de la Hoya de Huésca nos “chocamos” con un majestuoso Castillo presidiendo la Sierra de Loarre. Del siglo XI, este monumento es una de las representaciones románicas más importantes de nuestro país. Además, Loarre también es conocida por su gran belleza paisajística y por ello su entorno facilita la práctica de deportes al aire libre.

Aprovechamos el camino por la A-132 hacia Jaca para disfrutamos a lomos de nuestravstrom con una buena “ensalada” de curvas que ameniza los 80 km que separan Loarre de nuestra próxima parada.

Jaca, situada en la comarca de La Jacetaria, es conocida por su peculiar fortaleza pentagonal del siglo XVI y su posición estratégica ya que se encuentra en pleno Pirineo, a unos 30 km de la frontera con Francia. Os recomendamos dar un paseo por sus callejuelas llenas de encanto.

Dejamos la V-Strom bien aparcada porque llega la hora de reponer fuerzas. Nos deleitamos con la gastronomía de Jaca, especialmente con el cordero de Ternasco de Fraginal, la ternera del Valle de Aísa o el cerdo. También son famosos sus quesos Xortical, que se elabora en Canfranc, o Flor de Aspe y sus embutidos. ¡Riquísimo!

Reanudamos está espectacular ruta prepirenaica durante veinte minutos por la N-330 y pararemos de nuevo en Sabiñánigo. Denominado históricamente como El Serrablo, visitar esta localidad es un privilegio por el impresionante entorno que lo rodea. Levantado al lado del rio Gallego, Sabiñánigo es una de las puertas entre Francia y España y un pueblo muy turístico por la práctica de deportes con la nieve como gran protagonista.

De nuevo, nos subimos encima de la V-Strom para recorrer por la N-260 una seguidilla de curvas y demostrar nuestras dotes pilotando la moto hasta llegar a Aínsa-Sobrarbe. El encanto de esta ciudad medieval está principalmente en lugares destacados como su Castillo-Fortaleza y la Plaza Mayor. ¡Disfruta de esta parada!

Durante toda la ruta en la que estamos recorriendo el corazón del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, una zona en la que la naturaleza tiene total protagonismo. Las siguientes paradas son los pueblos de Roda de IsábenaGraus a los cuales llegamos por la A-1605. El primero es conocido por ser el pueblo más pequeño con Catedral y el segundo por su excelente gastronomía y ser una de las puertas del Pirineo Central.

Llega la recta final de la aventura aragonesa donde descubrimos Alquézar combinando la N-123 y A-1232. Esta localidad se encuentra al sur del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara y nopodemos dejar de visitar la Colegiata Santa María la Mayor y su precioso casco antiguo.

Termina la ruta regresando por la A-1223 a nuestro punto de partida, el hotel rural Los Chicos de Lastanosa en Lastanosa. Para poner el broche de oro a esta escapada, nos espera su restaurante donde todo lo que se pone en la mesa es casero, desde el pan hasta el postre. ¡No te pierdas su plato estrella! arroz curry de ternasco de Aragón con pasas y cacahuetes. El sitio perfecto para disfrutar de la buena vida y descansar en una de sus coquetas habitaciones.

Descargar