¡Trucos para evitar atascarnos con la moto!

21 May 2021

La conducción “off road” es uno de los mayores placeres que todo motero puede permitirse, a la libertad que nos proporciona un vehículo con dos ruedas. A la invitación a practicar deporte ejercitando nuestra habilidad decantándonos por el “trial”, o el reto de competir contra el crono en el “enduro” o el “motocross”, se une el disfrute de la diversión en un espacio abierto. La libertad de explorar los espacios abiertos asume el mismo grado de responsabilidad respetando las regulaciones legales que marca la autoridad, permisos y, principalmente, el mismo derecho de otras personas que se encuentran con nosotros.

Nuestra moto de “trail”, o de “trail-enduro” nos va a permitir combinar todo tipo de rutas. Al mismo tiempo que nos va a fomentar nuestro espíritu viajero, nos va hacer que desarrollemos la técnica y la capacidad deportiva que requieren las especialidades deportivas de la moto de campo. Es muy frecuente que el usuario normal de la moto descubra su verdadera afición. Y es aquí donde nace el secreto de saber dominar con creces nuestra motocicleta: la práctica de una serie de técnicas habituales en las motos de campo y la combinación de la conducción por carretera y “off road”, que nos va a enseñar la anticipación, las reacciones y la técnica de conducción. La destreza y el equilibrio que proviene del trial, junto a la fuerza física y rapidez de reacciones de las modalidades rápidas de las modalidades de pistas de tierra.

    Cortesía de Carolina F. Varela y Revista Motofichas

Como has podido ver, tampoco es una tarea tan difícil, y es algo muy importante que todo dueño de V-Strom debe saber. ¿Tienes alguna pregunta?, ¡dispara! Déjanos un comentario y nos encargaremos de que te sepas todo lo que necesitas para dejar tu queridísima moto a punto para cualquier cosa.  

#1. Elige una moto adaptada a tus necesidades. El primer consejo que podríamos proponer para evitar “atascarnos” es buscar la mejor adaptación de la moto que nos guste a nuestra experiencia, nivel de conducción y complexión. Creemos que no siempre la moto con mayores prestaciones es la que más lejos nos puede llevar. La cilindrada lógicamente es acorde al radio de acción de nuestros viajes o escapadas, pero también por lógica una “trail” equilibrada nos proporcionará más ligereza y agilidad de conducción. Suzuki te ofrece por ello dos versiones de su “Trail Sport Turismo”, la V Strom 650 y V Strom 1050, ambas con motores bicilíndricos, con pesos no mucho más allá de los 200 Kg. En ambos casos, y con versiones específicas “off road XT”.

#2. Antes de vadear agua o cruzar un barrizal, examina la trazada más corta. Como cuando sucede en conducción invernal, si conduciendo en coche nos ha sorprendido una copiosa nevada hemos de mantener una mínima velocidad, trayectorias rectas y marchas largas, en la moto la anticipación es crucial. No nos referimos en este caso a ir rápido antes del tramo con dificultad, sino que, ante un posible “atasco”, la combinación de nuestra inercia, la potencia del motor y la capacidad de tracción de la transmisión han de proporcionarse procurando una buena combinación.

Cortesía de Carolina F. Varela y Revista Motofichas

#3. Comprueba las condiciones del terreno. Tanto si ya conoces tus recorridos habituales como si exploras por primera vez los caminos, tenemos que saber diferenciar un terreno suelto, la tierra compactada por las raíces, si el suelo es arenoso o saturado de rocas y, por descontado, las condiciones de humedad. Si circulamos en una zona próxima a un río, es habitual que tengamos que atravesar ramales, cauces y zonas encharcadas. Hemos de vigilar este tipo de terrenos eligiendo siempre el paso marcado o algún sendero por estrecho que parezca. Nunca hemos de pretender ir campo a través.

Cortesía de motos.net

#4. La moto ha caído en una “poza”. Si tenemos la mala suerte de caer en una poza, en un encharcamiento muy profundo de agua y barro, aplicaremos una técnica muy conocida en enduro. En muchos casos necesitará la ayuda de otros pilotos.  Si la rueda delantera está muy hundida, no hay que seguir acelerando porque provocaría que la moto se siga hundiendo. Hay que elegir la salida e ir inclinando la moto 45º hacia un lado y a otro para que el barro vuelva a tapar el hueco, al tiempo que empujamos con fuerza con brazos y piernas.

Cortesía de Carolina F. Varela y Revista Motofichas

#5. Arena y suelo blando. El principal consejo para no quedarnos atascados en arena, por ejemplo si circulamos sobre dunas, es que el tren delantero vaya lo más encima posible de la pista. Los brazos deben ir relajados y con máxima movilidad. La posición del cuerpo ha de ser erguida y generalmente echada hacia atrás para favorecer la tracción. Antes de los baches, frenar en zonas sin irregularidades y volver a acelerar una vez superados. Lo principal es retomar el control de la dirección y volver a estar preparados para la siguiente dificultad.

Cortesía: Carolina F. Varela

Cortesía de motos.net

Como puede verse cada uso de la moto tiene su predisposición para que consigamos disfrutarla al máximo. La experiencia del viaje, de ceder el protagonismo a la ruta elegida, o de incluir otros ingredientes como optar por rutas menos transitadas, o puramente Off Road donde nuestra Suzuki V Strom nos dará ese aliciente de exploración, hace que mejoremos nuestra técnica sobre el manillar, que se complemente con capacidades deportivas, el ejercicio físico, equilibrio y la capacidad de reacción en las maniobras, o lo que en definitiva hace que elevemos cualitativamente la seguridad de conducción.