Andalucía, una tierra por la que apetece rodar siempre gracias al buen tiempo durante la mayor parte del año y toda su riqueza paisajística y patrimonial. Además, el buen estado de la mayoría de las carreteras para rodar con nuestra V-Strom es un motivo más para disfrutar de una ruta en moto inolvidable por dos días.

Primer día

Granada es una muestra viva del tránsito entre dos culturas. Con tantos alicientes al alcance de la mano, un viaje así se merece un verdadero hotel rural igualmente especial. En pleno Parque Natural de Sierra Nevada, a 1.250 m de altitud, a tan sólo 9 km de Granada, en La Zubia, se sitúa El Balcón de las Nieves , únicamente con nueve habitaciones y una suite, con salón con biblioteca, chimenea, jardín y piscina. Además merece la pena conocer a Enzo, un fiel Golden Retriever que hará las delicias de los amigos de las mascotas. Un hotel que se adentra en pleno Parque perfecto para iniciar aquí una bellísima ruta por tierras “Abuxarras” (indomables en lengua Árabe) jalonada en lo alto por el Veleta y el Mulhacén, la cumbre más alta de la Península Ibérica (3.482 m.).

Comenzamos la ruta tomando una vía rápida como la A 44 dirección Motril, y luego la A 323A y la A 348. En 45 km, tras coronar el pasaje del suspiro del Moro –desde donde se recuerdan lo sollozos del rey Boabdil al mirar por última vez su palacio– llegamos a Lanjarón. La mejor manera de descubrirla es pasear por sus callejuelas y relajarse escuchando el borboteo de sus fuentes como la de los caños de San Vicente. Pasear por Lanjarón es una delicia, repletas de flores y fuentes así como numerosas tiendas que nos ofrecen productos típicos de la zona, desde embutidos, hasta té y frutos secos. Su balneario data de 1765, su castillo almorávide fue conquistado por Fernando el católico en 1500 y también merece la pena visitas la iglesia mudéjar de Nuestra Señora de la Encarnación.

Nuestra siguiente parada es en Órgiva, a 15 km por la A 348. Considerada la capital administrativa de las Alpujarras, Órgiva nos deslumbra con sus casas encaladas que nos invitan a dar un paseo a pie. Retomando la ruta sugerimos hacer un pequeño desvío hacia Bubión tomando la carretera A4132 en dirección a Granada, que por su fidelidad a la arquitectura típica alpujarreña ha sido nombrado conjunto histórico artístico. Capileira y Pampaneira, donde nos reciben así de generosos con un “Viajero, quédate a vivir con nosotros“, cuyos “terraos” de vigas de castaño, se apilan literalmente colgados de la montaña –como nidos de golondrinas que diría el poeta Pedro Antonio de Alarcón–. Las alturas nos dan hambre y es momento de conocer la gastronomía alpujarreña, que curiosamente tiene influencias castellanas y gallegas por la repoblación católica: La sopa lleva jamón, pan, almendra, tomate, huevo y limón. También son típicas las gachas y los potajes, de garbanzos o habas, sustanciadas con carnede cerdo. El jamón lo dejamos para mañana.

Segundo día

Hoy nos dirigimos hacia Almería por la A 348, continuamos desde Pampaneira buscando el río Andarax, tomando ahora la carretera que sale de la villa hacia la derecha, que nos lleva a Pitres y Pórtugos –donde son famosas sus fuentes de agua ferrugosas– y Busquistar –en pleno barranco del río Trévelez– y llegar a parar finalmente a otro interesantísimo enclave: Trévelez, que ostenta el honor de ser el pueblo más alto de España, a 1.476 m. de altitud. Su fisonomía es típicamente andaluza, con sus terrazas, chimeneas redondas y calles empinadas, siendo en invierno especialmente castigado por la nieve. Es precisamente por el frío, por sus especiales condiciones de humedad y la brisa mediterránea, por las que contamos con las condiciones idóneas para  un buen proceso de curación de sus afamados jamones, de paladar más dulce.

Laujar de Andarax está reconocida como la última capital del Reino de Granada, destacando por sus Barrios de la Alcazaba y el Calvario de estilo árabe, con ¡16! Fuentes, bellas casas señoriales, y la Iglesia mudéjar de la Encarnación y ayuntamiento, de estilo barroco. Toda la zona del medio y bajo Andarax le debe su morfología al río.

Siguiendo por la A 348, de nuevo en el curso medio del Andarax, a 38 km. Benahadux conserva aún su vega tradicional, abastecida por su fuente o galería de captación subterránea, a la que podemos llegar desde la plaza del ayuntamiento siguiendo el camino del Mayorazgo, precioso en invierno con los naranjos en flor. Río arriba Gádor se distingue por sus naranjos, su arquitectura popular, casas burguesas y casas-cueva cromáticamente decoradas. Santa Fe está sepultada bajo sus enormes puentes de hierro ferroviarios, inspirados por la arquitectura de Eiffel, necesarios para salvar la dura pendiente del primer tramo electrificado de España. Las de Los Millares son de las más importantes de toda Europa de la edad del bronce, descubierto con la construcción del tren. Una ciudad prehistórica con cinco mil años de antigüedad, con un colosal aparato defensivo compuesto de cuatro murallas, diecisiete torres y trece fortines. Aquí vivían agricultores, ganaderos, artesanos y sobre todo expertos metalúrgicos del cobre originando toda una peculiar forma de cultura.

Hoy dormimos en un sitio espectacular, un hotel rural con encanto, el hotel Cala Grande en Las Negras, degustaremos de la gastronomía almeriense que nos ofrecen en el restaurante del bonito Hotel Spa Cala Grande, La Mandragora, probando su plato estrella, el bacalao con pimientos rojos y olivas negras. ¡Un gran final de ruta con nuestra V-Strom!

Descargar