Rodamos por el interior de Cataluña desde Girona pasando por Barcelona hasta llegar a Lleida

Cataluña es una de las mejores provincias para descubrir montando en moto. Su geografía nos ofrece tanto mar, como montaña, además de buen tiempo la mayor parte del año y esto los motoristas lo valoramos. ¡Te acompañamos en esta ruta con la Suzuki V-Strom por una de las bellas provincias catalanas!

Comenzamos la ruta desde el hotel recomendado por ruralka Mas el Mir, en Ripoll. Un lugar muy especial que podrás comprobar por ti mismo en cuanto llegas. Esta masía catalana de 1366 está reformada y decorada con líneas mediterráneas, a la vez que hace referencia a labores y utensilios tradicionales. Allí hay una energía especial, una paz inquebrantable en la que cualquier viajero se siente en casa. Su desayuno casero pone el punto y a parte a nuestra estancia en este magnífico lugar, pero volveremos seguro.

Salimos hacia Vilada, adentrándonos en la comarca del Bergadá, donde se ubica el Embalse de la Baells. Merece una parada para verlo y fotografiarnos junto a la V-Strom. Seguimos la ruta y pasamos por Viladomiu, cogemos la C-62 y disfrutamos de las curvas hasta el Monasterio de San Pedro de la Portella, perteneciente a la provincia de Barcelona. Este bonito monasterio de estilo románico fue construido en el siglo X y su ubicación en plena montaña hace que sea imprescindible una parada para poder contemplarlo.

Deshacemos parte de la ruta para poder retomar la C-62 y continuar la ruta hacia EstanyA 870 metros de altura, en el Moianés, se encuentra este bonito pueblo. Entre sus lugares de interés están la mina, el monasterio de Santa Maria de L’Estany, el ayuntamiento y varias fuentes que se encuentran escondidas por el pueblo y el bosque. ¡Sólo tienes que descubrirlas!

Continuamos la ruta y llegamos a un punto importante, Cardona. Su impresionante castillo nos abre las puertas para descubrir la grandeza de la Edad Media,el cual alberga siglos y siglos de historia. Además esta fortaleza acoge la Colegiata de San Vicente, joya del románico lombardo catalán. ¡Un buen lugar para revivir asedios y batallas! Por si tuviéramos tiempo suficiente se recomienda visitar también La Montaña de Sal.

Finalmente llegamos a Lleida, nuestro destino. En el hotel Can Boix de Peramola  descansaremos y probaremos las delicias tradicionales catalanas de la mano del chef Joan Pallarés. Situado en plena naturaleza, en medio de las impresionantes sierras prepirenaicas leridanas, donde el entorno natural ha creado un paisaje único que invita a la calma, encontraremos nuestro sitio ideal para reposar todo lo vivido.

Descargar