¡Recorre parte de la Ruta de la Plata por Zamora!

Zamora una gran tierra por descubrir en moto. ¡Nos ponemos a lomos de la Suzuki V-Strom para adentrarnos en una gran provincia protagonista de una etapa de la famosa Ruta de la Plata.
Esta ruta se usaba en la antigüedad para comerciar desde Cádiz hasta la Costa Cantábrica y entorno a ella posteriormente se fundaron ciudades importantes.
Partimos desde el hotel ruralka Posada Real del Buen Camino, en Villanueva De Campeán. Una casa tradicional de finales del siglo XIX, rehabilitada utilizando materiales naturales como la piedra y la madera y conservando tantos elementos arquitectónicos originales como ha sido posible. Sentirse en casa aquí es fácil y más con su chimenea que nos permite entrar en calor en los meses de otoño e invierno.
Desde esta buena experiencia tomamos la A-66 y luego la CL-605 y llegamos a la primera parada de esta ruta con V-Strom, Morales del Vino. Allí podremos contemplar en el casco histórico la Iglesia de la Asunción del siglo XVI, el Palacio del Obispo de Luelmo y Pinto donde se puede comprobar el color naranja de las típicas casas de la tierra del vino.
La joya de la corona está en la capital de la provincia, Zamora, cuyo casco histórico está declarado Conjunto Histórico Artístico. No nos podemos perder una visita a la Catedral, Iglesia de la Magdalena con su famosa torre románica y su Castillo desde el cual se puede contemplar  la Catedral y la ciudad.
¡Es tiempo de probar las delicias gastronómicas de la zona! Castilla y León comparte una de las gastronomías de mayor variedad y calidad de España y podemos comprobarlo durante esta ruta por una de sus provincias. Si visitas Zamora no puedes dejar de probar el cocido zamorano compuesto por los garbanzos de Fuentesaúco e incluye chorizo zamorano y ternera de Aliste. También puedes probar el plato llamado “dos y pringada”, huevos fritos acompañados de magra de cerdo y una rodaja de pan, plato con el que se da por concluido el ayuno de la cuaresma. Siempre podrás degustar alguna de sus ricas carnes como el chuletón zamorano.
De nuevo nos ponemos en camino con la V-Strom para bajar la comida y llegamos a un nuevo punto, La Hiniesta. Santa María la Real es la prueba más contundente del gótico en la provincia de Zamora. Seguimos conociendo Granja de Moreruela donde se encuentran las ruinas del Monasterio Cisterciense de Santa María de Moreruela de s. XII. ¡Impresionante!
Nos desviamos de la línea recta hasta llegar a mano derecha a la Reserva Natural de la Laguna de Villafafila. Dejamos atrás la cultura y el arte para disfrutar también de los espacios naturales de esta tierra donde se pueden contemplar la fauna autóctona de la zona.
Después de este descanso continuamos el último tramo de la ruta hasta Benavente. Una villa templaria que aún conserva parte de su riqueza patrimonial que podemos verla en la Torre del Caracol del antiguo Palacio de los Pimentel, el Hospital de la Piedad, Iglesia de San Juan del Mercado y Santa María del Azogue y su castillo.
Finalmente llegamos a nuestro hotel con encanto del club de calidad hotelera ruralka, La Hoja de Roble, en Puebla de Sanabria. Una villa medieval cercana al mayor lago glacial de la península ibérica, a más de 1.000 metros de altura. Tu refugio se encuentra en una calle empinada y llena de encanto que termina en el Castillo de Puebla de Sanabria. Gustavo, el anfitrión de este hotel con encanto, guiará tus pasos y te propondrá una ruta para el día siguiente, mientras cenas de cine probando los vinos de Toro y un queso de Zamora. ¡Tú y tu V-Strom sois imparables! ¡No hay límites!
Download file: 20191002081800-48255-zamora-rutaplata.gpx