La provincia de Salamanca te espera para recorrerla con tu Suzuki V-Strom

Comenzamos esta ruta por la provincia de Salamanca con nuestra Suzuki V-Strom desde Madrid.

En la Sierra de Guadarrama se sitúa el inicio de esta ruta de casi 400km de diversión. Tras un rico desayuno en el hotel Torreblanca, un edificio de 1928 que es el refugio perfecto de todos aquellos que buscan lo que la ciudad no les puede dar: la tranquilidad y la naturaleza, damos por comenzada nuestra aventura.

El primer punto donde pararemos será el Mirador de Angel Nieto, lugar donde los motoristas madrileños homenajean al piloto y referente del mundo de la moto. Después de esta emotiva parada continuamos la ruta la provincia de Ávila, cogemos la CL-505 y vemos que ya empiezan a aparecer las primeras curvas de la ruta hasta el Puerto de Peña Negra donde se acentúan las curvas cerradas y consecutivas.

Después de esta buena ración de curvas descansaremos y haremos la parada gastronómica en uno de los pueblos más bonitos de España, Candeleda. Ubicado en la falda de la estación de esquí de la Sierra de Béjar- La Covatilla encontraremos el restaurante el Pasaje, allí degustaremos los platos tradicionales de la zona y recargaremos las pilas para la segunda etapa de la ruta ya en dirección a Salamanca.

Antes de llegar al destino final visitaremos el pueblo de Mogarraz. Conjunto Histórico y Artístico, situado en el corazón del Parque Natural de Las Batuecas y Sierra de Francia; Reserva de la Biosfera. Esta villa medieval construida y repoblada en el siglo XI por franceses, gascones y roselloneses, se ha conservado perfectamente hasta nuestros días su arquitectura civil de tramonera y piedra, lo que hace que sea un reclamo para el turismo en esta zona.

Continuando la ruta y si vamos bien de tiempo, recomendamos conocer el siguiente punto, Salamanca. Una de las ciudad más importantes de Castilla y León. Su Centro Histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es ciudad universitaria por excelencia y además paso en ruta de Vía de la Plata.

Para finalizar esta gran ruta llegamos a Topas, allí está coronando la localidad un Castillo Palacio del Siglo XV llamado Castillo del Buen Amor. En este lugar todo parece de cuento: las armaduras, los tapices, la chimenea mudéjar, las estanterías de madera del XVIII… nos teletransporta a la Edad Media y nos invita a tener una estancia muy especial. Sólo queda descansar y saborear todo lo vivido en una ruta para repetir más de una vez con nuestra moto.

Descargar